r01010010

La zanahoria del capitalismo

In Reflexiones Teóricas on diciembre 19, 2011 at 9:32 pm

“Me gusta el capitalismo porque con talento y esfuerzo consigues lo que te propones” … esa ha sido la gran falacia del capitalismo, la zanahoria que nos tiene a todos autoflagelándonos al tiempo que soñamos con ser como esos héroes que de la nada han construido un imperio, esos personajes de los que se enorgullece este sistema y de los que se sirve como ejemplo para demostrar que se trata de un sistema justo y no apto para vagos y fracasados, esos que sirven de agravio comparativo y que nos demuestran que si no tenemos semejante éxito es pura y exclusivamente culpa nuestra. Pero la realidad, es que son muchos, muchísimos, los factores y los planetas que han de alinearse para que un individuo común consiga algo más que mil euros al mes. La legitimidad se ha sustentado siempre en ejemplos milagrosos, que podrían suponer … qué se yo, ¿1 de cada 30.000.000 de proyectos vitales?. ¿Puede un sistema legitimarse a sí mismo con solo un 1% de ciudadanos satisfechos?, claramente no. El truco del capitalismo e incluso el neoliberalismo es permitir que de vez en cuando, de la clase explotada, emerja un hombre con suerte, talento y tesón (y por supuesto, ningún escrúpulo), y éste se convierta en símbolo de libertad y prosperidad, pero la realidad es, que para que un individuo de la clase media o baja ascienda de verdad, tiene que tener un millón de veces más talento, constancia y suerte que cualquiera de la élite, y eso, no es justo ni en la inmensa mayoría de los cosas, se da, porque de hecho, con el contacto adecuado cualquier hijo de los pertenecientes al 1% sustituirá al más prometedor de los mortales. Pero, si otros lo han conseguido, y así nos lo demuestra día tras día ese hollywood lleno de sueños cumplidos, esa posibilidad incumplida recae como una losa de culpabilidad y frustración, de “al fin y al cabo tengo lo que merezco y algún día lo cambiaré”, esa promesa de falsa libertad y falso éxito que es la zanahoria del capitalismo, y nosotros, los burros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: