r01010010

Archive for 27 marzo 2014|Monthly archive page

Por la igualdad de voto, y punto.

In Reflexiones Teóricas on marzo 27, 2014 at 12:24 pm

A decir verdad llevo desde la primera semana del 15M esperando una sola cosa: que exijamos alto y claro la modificación de la ley electoral. En aquellos días, los 3 o 5 primeros, estaba segura de que eso sería lo que acabaramos exigiendo, pero, para horrorización mía, vi como en lugar de concretar algo tan tangible e indiscutible la “marea ciudadana” se perdió entre biodanzas ridículas y eternizadas e infructuosas asambleas de barrio (infructuosas más allá del barrio, quiero decir).

Así que un día a sol me dirigí iracunda a presenciar el monstruo circense en el que se había convertido un reclamo popular meramente político y económico, me dió por gritar timidamente “esto no es un festival!”, a ver si alguien me decía algo, solo la mirada de una chica que parecía decir, avergonzada, “yo tampoco entiendo nada” me respondió.

Hoy se que muchos sentimos aquellos días esa misma perplejidad al ver en qué derivaba todo. Entonces sentimos una cierta culpabilidad por enfadarnos, hoy tenemos claro que nos equivocamos al dejar que aquello degenerara en aquel espectáculo surrealista que enfangaría nuestra voluntad de cambio.

Han sucedido desde entonces cientos de manifestaciones: por la educación, por la sanidad, contra los deshaucios, en fin, todos estáis al tanto.

Lamentablemente me temo que es un error realizar tantas manifestaciones sin concretar una petición clara. Nosotros mismos nos desgastamos entre pequeños y variados actos. Estamos hartos y cada vez noto más desesperanza, más rabia sin vía de escape.

A pesar del tiempo que ha pasado, sigo pensando como el primer día: hay que cambiar la ley electoral. Es una cuestión a la que nadie puede negarse y sería el primer paso para la regeneración política y, espero, hacia una democracia más participativa.

No hay nadie capaz de oponerse a que un voto valga un voto, ni más ni menos. Es algo que hasta el más facha o comunista entiende y acepta.

Así lo visualizo, millones de personas en todas las plazas de España exigiendo que todos los votos valgan lo mismo, de manera pacifica, aislando a los violentos y secundada por una huelga de consumo salvo de productos básicos, hasta que se cambie la ley electoral, eso amigos, a eso nadie se podría negar.

Y de negarsenos un derecho fundamental como este, que nuestros votos valgan lo mismo que los votos a PPSOE, solo entonces, entendería que pedrusco en mano asaltasemos el parlamento.

Por la igualdad de voto, a ver quien es el guapo que se opone.

Anuncios